¿Es necesario consumir proteína en polvo?

¿Sirven realmente para algo los licuados de proteína en polvo?

¿Es necesario consumir proteína en polvo si quiero ganar masa muscular y perder grasa? ¿Por qué algunas personas que asisten regularmente al gimnasio la están utilizando? ¿Puedo consumirla aunque no haga mucho ejercicio? ¿Afectará mi salud si la consumo? ¿Cuál proteína en polvo me recomiendas consumir? Todas estas preguntas me las hacen muy seguido. Si tú también te has hecho estas preguntas la información que daré a continuación te será muy útil. 

Lo más importante que debemos saber con respecto a este tema, es que en realidad todo lo que necesita nuestro cuerpo lo podemos obtener a través de alimentos enteros. No es estrictamente necesario consumir una proteína en polvo para cubrir los requerimientos de proteína de nuestro organismo. Hay muchas fuentes de proteína en los alimentos que consumimos regularmente, como, por ejemplo, pollo, pescado, carnes magras, yogurt, huevo, granos y nueces.

Lo que, si es sumamente necesario tomar en cuenta, ya sea que tu objetivo sea aumentar masa muscular, perder grasa y/u optimizar tu entrenamiento, es saber si estás consumiendo la cantidad de proteínas que necesitas de acuerdo a tus características físicas y si, además, hay un balance adecuando entre las proteínas y los otros dos macronutrientes (grasas y carbohidratos).

Entonces, si se puede obtener la proteína que necesito a través de los alimentos ¿Algunas personas recurren a las proteínas en polvo? 

Hay varios motivos. 

  1. Es práctico. Este es uno de los principales motivos por los que muchos deportistas optan por el consumo de proteína en polvo. Toma mucho menos tiempo preparar un licuado de proteína que tener que cocinar un platillo.
  2. Aporta variedad a la alimentación. Para deportistas y personas con alto requerimiento de proteína, el consumir una presentación diferente de este nutriente les ayuda a cumplir sus necesidades diarias al aportar variedad y versatilidad a su alimentación. 
  3. Buen sabor. La gran mayoría de estos licuados de proteína en polvo tienen sabores muy agradables.
  4. Hay diversidad de combinaciones de proteínas en polvo. Las que no aportan nada de carbohidratos (ideal si buscas perder grasa); las que si aportan carbohidratos (para quienes están buscando aumentar masa muscular); las que tienen proteína de liberación prolongada (ideal para personas que tienen el metabolismo muy acelerado y pierden peso muy fácilmente); las veganas, etcétera, etc. 

Ahora, es muy importante saber, que no por tomar la proteína en polvo que se ajuste a tu objetivo, vas a obtener resultados mágicamente. Estos licuados de proteína siempre deben ir acompañados de una alimentación adaptada a tus necesidades y de actividad física.

Lo único por lo que debemos de tener reservas del uso excesivo de las proteínas en polvo es porque no deja de ser un producto, que, en la mayoría de los casos, es muy procesado. Yo, como profesional de la salud, prefiero recomendar los alimentos en su estado más natural posible, es decir, alimentos libres de conservadores y aditivos artificiales, y a medida de lo posible, alimentos orgánicos, que no tengan pesticidas, hormonas añadidas y antibióticos. 

La buena noticia es que cada vez hay más conciencia de esto y por lo mismo cada vez hay más opciones de proteínas en polvo. Si estás pensando comprar una proteína en polvo, lee los ingredientes. Si no sabes qué es algo de lo que leíste, investiga o pregunta a algún profesional de la salud. 

Espero esta información haya sido útil para ti. Y ahora sepas que, si bien es cierto que las proteínas son un nutriente esencial para la vida, tomarla en forma de suplementos no tiene porqué ser la primera opción.


Por la Nutrióloga Lorena Levet Rivera
Master Internacional en Nutrición y Dietética con Especialidad en Actividad Física

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.